Valle del Riaza

 

Aves

Alimoche Aspecto Alimentación
Neophron percnopterus Amenazas Reproducción Migraciones En Maderuelo

Aspecto
Es el más pequeño de los buitres ibéricos, con una envergadura alar de 160 cm, y una de las aves más características de las Hoces del Riaza. 

Los adultos presentan una coloración muy similar al de una cigüeña blanca, con tonos blancos y negros. Su cola cuneiforme, es decir, en forma de cuña o rombo, nos permite identificarlos fácilmente. 

Otra particularidad radica en su cara desnuda y vivamente coloreada de amarillo-naranja cuando es adulto. Los jóvenes en cambio son completamente oscuros.



Alimentación
Se alimenta de carroña de pequeños animales y suele ser una de las primeras especies que llegan a los cadáveres más grandes. 

Su plumaje claro y brillante alerta a los grandes buitres que acuden rápidamente al festín.



Reproducción
Suele instalar sus nidos en oquedades y pequeños agujeros en lo cortados rocosos, donde habitualmente ponen dos huevos, que incuban durante cuarenta días. 

Los pollos nacen a finales de mayo y realizan sus primeros vuelos en agosto.



 

Migraciones
El alimoche es una especie migradora que, por lo general, pasa el invierno en África, al sur del Sáhara. 

Llega a estas tierras en la primera quincena de marzo y se marcha en la segunda quincena de septiembre.



 

Amenazas
En las Hoces del Riaza se pueden observar en la actualidad, unas 10-12 parejas de esta especie, que se encuentra en franca regresión en los últimos años, debido al uso indiscriminado del veneno en nuestros campos. 

Por ello desde el año 2000, WWF/Adena está organizando una campaña de seguimiento y control de sus poblaciones utilizando técnicas de radioseguimiento, anillamiento, censos directos, etc. 

La población ibérica se calculó entre 1.364 y 1.453 parejas en 1987-1988, aunque en la actualidad se estima que puede haber bajado más de un 20%.



 

En Maderuelo

Es más raro su avistamiento dado su mayor escasez y por ausentarse durante el invierno.